El caminar de Juan Nadie Colectivo

«La autoría colectiva la concebimos desde el activismo cultural y la autogestión. Nos gusta generar un espacio donde el control del proceso en los proyectos sea de los cuatro.»

El retrato emocional de Nia Delfau

«Cuando falleció mi padre, me encerré mucho en mí, aquí nació la necesidad de retratar el día a día desde una mirada íntima, con el objetivo de capturar la belleza del instante, de lo cotidiano.»

Los paisajes urbanos de Fred Guillaud

«Mi actividad como arquitecto y profesor me ayuda a entender las capas que constituyen nuestro entorno (…). Mi práctica como fotógrafo, en cambio, me permite ‘de-construir’ esas capas.»

Las fotografías olvidadas de Paco Gómez

«Me encanta esa sensación de fracaso que se siente cuando reivindicas a un fotógrafo olvidado que nadie conoce y a nadie le importa. Y más cuando el mundo de la fotografía va por otro lado.»

La memoria retenida de Anna Salvador

«Viajar es puro estímulo e inspiración. Conocer culturas diferentes, estar en la naturaleza, sus paisajes. También lo son los momentos tranquilos, el silencio, la luz del atardecer.»

Vanessa Roca y el permiso de vivir

«He tenido miedo a morir en vida, a quedarme seca y a que llegase un momento en el que no pudiese experimentar la vida desde la intensidad que merece.»

El eterno verano de Mónica Figueras

«No fue hasta que mis padres me pidieron que les sacase una fotografía donde se conocieron, cuando pude entender el valor de los recuerdos y saber que quería dedicarme a crearlos.»

La no inmediatez de Alan Díaz

«Estar rodeado de naturaleza me transmite una sensación de libertad y paz que no puedo encontrar en otro lugar, (…) es donde realmente disfruto al fotografiar.»

El entorno íntimo de Laia Sabaté

«Mi mayor inspiración es mi entorno: mis amigos, las parejas que me han ido acompañando estos años, mi familia. Las flores, mi casa, las luces, mi gata (…). Mis fotos lo dicen casi todo de mí.»

La bonita naturalidad de Colette der Kinderen

«Supe que me tenía que dedicar a la fotografía cuando noté que no me cansaba de hacer fotos, ni de retocarlas, ni de todo lo que tenía que ver con enseñar las cosas bonitas que yo veía.»